Otras plantas utilizadas para combatir el cancer

Los principios activos citotóxicos o antitumorales no son exclusividad de la Annona Muricata, existen varias plantas o hierbas medicinales que a través del tiempo, han demostrado científicamente, su potencial utilidad en el abordaje de diferentes patologías tumorales sin que se tenga información sobre su utilización terapéutica.
Es por eso que con ellas (junto a la graviola), puede complementarse un tratamiento a base de sus extractos.

Algunas de estas plantas son son:
  • Uña de Gato (Uncaria Tomentosa) 
  • Hipérico o Hierba de San Juan (Hipericum Perforatum)
  • Ginseng (Panax Ginseng)
  • Pau d’arco o Lapacho (Tabebuia Avellandedae)
  • Cúrcuma (Cúrcuma longa)
  • Vincapervinca (Vinca Major)
  • Muérdago Europeo (Viscum Album L.)
  • Petiveria (Petiveria Alliacea L.)
  • Chlorella (Chlorella Pyrenoidosa)
  • Acederilla (Oxalis acetosella o Rumex acetosella)
  • Hierba del Cáncer (Cuphea Aequipetala)
  • Epilobio (Epilobiun angustifolium)
  • Sabal Serrulata (Serenoa Repens)
  • Bardana (Arctium Lappa)
  • Té verde (Camelia Sinensis)

Ventajas de los productos de origen vegetal

Las ventajas del empleo de productos de origen fitoterápico (terapéutico-vegetal), son numerosas:

- La presencia de principios activos en muchas plantas que son técnicamente difícil o costosos su aislamiento o síntesis por la vía química (medicamentos).

- La diversidad de efectos curativos que un mismo extracto vegetal puede ejercer sobre un paciente cuando los distintos principios activos que posee actúan positivamente sobre distintos órganos.

- La ausencia o prácticamente irrelevante presencia, de efectos secundarios o colaterales como lo confirma el uso histórico de numerosas plantas (la irrupción de productos de origen sintético, en lo que va del siglo, ha generado una industria farmacéutica que prioriza efectos primarios contundentes, generando constantemente efectos secundarios, también contundentes).

- Las materias primas usadas en fitoterapia son reciclables por la naturaleza: estas verdaderas fábricas químicas que son los vegetales, no sólo no producen desechos tóxicos, sino que además contribuyen al equilibrio ecológico del medio ambiente.